Primer pla d'Antonio David Flores

Prova Spotify

Prova Spotify
 

Alba Carrillo

La lista de famosos que se han vuelto contra Telecinco no deja de crecer, siendo Alba Carrillo, sí sí: Alba Carrillo,  la última en sumarse.

La modelo explotaba en sus redes sociales tras escapar del plató de Secret Story, reality en el que su madre está concursando. 

La modelo era incapaz de controlarse ante los ataques que sufría por parte del resto de colaboradores. 

"Hemos tenido un pequeño cambio de guión", explicaba Carlos Sobera. "Alba se ha enfadado mucho, ya la vieron ustedes antes de publicidad, pero mucho, mucho, mucho, y se ha marchado directamente del plató".

"Sinceramente, no sé si va a volver o no, estaba muy arribita, muy enfadada", enfatizaba el presentador.

 

Poco después, la ex de Feliciano López explicaba mediante un vídeo y con todo lujo de detalles lo que había ocurrido. 

"Luego dicen que si perdemos audiencia, claro que la perdemos, porque la gente no queremos seguir viendo violencia", arremetía contra la cadena completamente irritada Alba.

"Se ha acabado el juego", zanjaba molesta. Además, ponía de manifiesto que Secret Story se había convertido en una especie de GH Vip. Y justo por eso iban a ganar los de siempre. 

"Dejan a Adara y a su gente que se suban encima de todos", ha lamentado. "Hoy estaba muy ilusionada, pero lo que no se puede consentir es que te insulten y te hablen por lo bajo en los vídeos..."

"Yo no sé en vuestros trabajos, pero yo no voy a dejar que me vejen. Para mí ha terminado el juego, ya han conseguido lo que quieren y la organización no les para", les ha reprochado a los altos directivos.

Ylenia Padilla

Hace apenas unas semanas era Ylenia Padilla la que arremetía contra Telecinco y su contenido. La de Gandia Shore aseguraba que había desintonizado el canal de su televisión. 

"Lo he desintonizado de mi tele, lo veía porque trabajaba ahí pero no pierdo mi tiempo en ver esa basura. Me han llamado en agosto para subir la audiencia pero les he bloqueado", aseguraba.

"No hay ceros en esa cadena para que yo vuelva", advertía Ylenia. E incluso atacaba a su gran amiga Belén Esteban.

"Ayer se metió en el directo porque alguien se lo dijo", sostenía. "Simplemente para coaccionarme lo que fuera a decir, porque ni me ha llamado ni me ha escrito", le reprochaba. 

"Hace mil años que no hablamos, que cojan el teléfono y llamen", insistía en su arrebato. Sin embargo, poco después reconocía haberse pasado de la raya.

"Analizo y me doy cuenta de que es un error esa actitud tan vengativa que, al final, me hace daño a mí".

Antonio Canales

El despido en directo de Antonio Canales es otro de los episodios más vergonzosos que jamás se han vivido en la historia de Sálvame.

El programa decidía prescindir del bailaor "por no aportar grandes exclusivas y mantenerse generalmente en segundo plano". Sin embargo, la forma en la que le humillaron públicamente es bastante reprobable.

"Qué gracioso, como si fuéramos unos colegiales, ¿verdad? Tampoco estamos en horas muy altas de audiencias, ¿no?", atacaba Antonio Canales a Carlota Corredera, enzarzándose con ella en una fuerte discusión.

"Me hubiera gustado que estuviéramos en horas más altas de audiencia y poder echarme en ese momento, hubieseis sido una 'miajita' más héroes", señalaba Canales en tono irónico.

Y es que el que no se cortaba a la hora de dejar por los suelos el formato, alegando que "había aprendido a hacer todo lo que no hay que hacer".

"No hay que hablar a tontas y a locas", remarcaba. "Hacer un programa aburrido como estáis haciendo últimamente, hay que reinventarse y saber escuchar a la audiencia", les aconsejaba.

Ángel Garó

Ángel Garó era otro rostro mediático que terminaba muy quemado con la actuación de Mediaset y La Fábrica de la Tele.

Sobre todo, después que les acusase de haber incumplido el contrato. Y es que el actor no quiso ser partícipe del teatro y montaje que se había organizado en La Última Cena. 

"Yo lo que no quiero es seguir la política de esta cadena donde siempre se buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto", aseguraba Garó.

Así, dejaba muy claro que no había venido a hacer el ridículo, sino a participar en un programa serio y pasar un buen rato.

"Yo aquí no he venido a hacer este tipo de cosas y tengo mi opinión. ¿Esta cadena no es tan izquierdista? Yo he venido a cenar en condiciones y no a llevarme estos disgustos. Si esto da audiencia..."

Además, no tardaba en abandonar el programa furioso. "Yo estoy obligado porque me pagan, si no no estaría. Además, te voy a decir una cosa, han incumplido el contrato, porque llevan dos años detrás de mí...", desvelaba públicamente.

"Me han estafado con el contrato, cariño. Ya no hay más programa después de este, que estaba firmadito...", zanjaba. 

Adara Molinero

Adara Molinero terminaba estallando después de que hablasen de ella en numerosos vídeos de la plataforma de Mtmad.

"Llevo sin salir en televisión un año y pico. No entiendo por qué hay personas que siguen hablando de mí en el canal ese de mierda de Mtmad, que es una auténtica basura. Por eso lo dejé, lo digo claro ahora mismo", arremetía con dureza Adara.

Además, desvelaba uno de sus mayores secretos, y es que los directores son los que proponen los temas sobre los que los influencers deben hablar en su canal. Una forma de generar polémica y así conseguir más audiencia. 

No obstante, Adara Molinero sí ha vuelto a Telecinco ya que está participando actualmente en Secret Story.



 

Poco después, la ex de Feliciano López explicaba mediante un vídeo y con todo lujo de detalles lo que había ocurrido. 

"Luego dicen que si perdemos audiencia, claro que la perdemos, porque la gente no queremos seguir viendo violencia", arremetía contra la cadena completamente irritada Alba.

"Se ha acabado el juego", zanjaba molesta. Además, ponía de manifiesto que Secret Story se había convertido en una especie de GH Vip. Y justo por eso iban a ganar los de siempre. 

"Dejan a Adara y a su gente que se suban encima de todos", ha lamentado. "Hoy estaba muy ilusionada, pero lo que no se puede consentir es que te insulten y te hablen por lo bajo en los vídeos..."

"Yo no sé en vuestros trabajos, pero yo no voy a dejar que me vejen. Para mí ha terminado el juego, ya han conseguido lo que quieren y la organización no les para", les ha reprochado a los altos directivos.

Ylenia Padilla

Hace apenas unas semanas era Ylenia Padilla la que arremetía contra Telecinco y su contenido. La de Gandia Shore aseguraba que había desintonizado el canal de su televisión. 

"Lo he desintonizado de mi tele, lo veía porque trabajaba ahí pero no pierdo mi tiempo en ver esa basura. Me han llamado en agosto para subir la audiencia pero les he bloqueado", aseguraba.

"No hay ceros en esa cadena para que yo vuelva", advertía Ylenia. E incluso atacaba a su gran amiga Belén Esteban.

"Ayer se metió en el directo porque alguien se lo dijo", sostenía. "Simplemente para coaccionarme lo que fuera a decir, porque ni me ha llamado ni me ha escrito", le reprochaba. 

"Hace mil años que no hablamos, que cojan el teléfono y llamen", insistía en su arrebato. Sin embargo, poco después reconocía haberse pasado de la raya.

"Analizo y me doy cuenta de que es un error esa actitud tan vengativa que, al final, me hace daño a mí".

Antonio Canales

El despido en directo de Antonio Canales es otro de los episodios más vergonzosos que jamás se han vivido en la historia de Sálvame.

El programa decidía prescindir del bailaor "por no aportar grandes exclusivas y mantenerse generalmente en segundo plano". Sin embargo, la forma en la que le humillaron públicamente es bastante reprobable.

"Qué gracioso, como si fuéramos unos colegiales, ¿verdad? Tampoco estamos en horas muy altas de audiencias, ¿no?", atacaba Antonio Canales a Carlota Corredera, enzarzándose con ella en una fuerte discusión.

"Me hubiera gustado que estuviéramos en horas más altas de audiencia y poder echarme en ese momento, hubieseis sido una 'miajita' más héroes", señalaba Canales en tono irónico.

Y es que el que no se cortaba a la hora de dejar por los suelos el formato, alegando que "había aprendido a hacer todo lo que no hay que hacer".

"No hay que hablar a tontas y a locas", remarcaba. "Hacer un programa aburrido como estáis haciendo últimamente, hay que reinventarse y saber escuchar a la audiencia", les aconsejaba.

Ángel Garó

Ángel Garó era otro rostro mediático que terminaba muy quemado con la actuación de Mediaset y La Fábrica de la Tele.

Sobre todo, después que les acusase de haber incumplido el contrato. Y es que el actor no quiso ser partícipe del teatro y montaje que se había organizado en La Última Cena. 

"Yo lo que no quiero es seguir la política de esta cadena donde siempre se buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto", aseguraba Garó.

Así, dejaba muy claro que no había venido a hacer el ridículo, sino a participar en un programa serio y pasar un buen rato.

"Yo aquí no he venido a hacer este tipo de cosas y tengo mi opinión. ¿Esta cadena no es tan izquierdista? Yo he venido a cenar en condiciones y no a llevarme estos disgustos. Si esto da audiencia..."

Además, no tardaba en abandonar el programa furioso. "Yo estoy obligado porque me pagan, si no no estaría. Además, te voy a decir una cosa, han incumplido el contrato, porque llevan dos años detrás de mí...", desvelaba públicamente.

"Me han estafado con el contrato, cariño. Ya no hay más programa después de este, que estaba firmadito...", zanjaba. 

Adara Molinero

Adara Molinero terminaba estallando después de que hablasen de ella en numerosos vídeos de la plataforma de Mtmad.

"Llevo sin salir en televisión un año y pico. No entiendo por qué hay personas que siguen hablando de mí en el canal ese de mierda de Mtmad, que es una auténtica basura. Por eso lo dejé, lo digo claro ahora mismo", arremetía con dureza Adara.

Además, desvelaba uno de sus mayores secretos, y es que los directores son los que proponen los temas sobre los que los influencers deben hablar en su canal. Una forma de generar polémica y así conseguir más audiencia. 

No obstante, Adara Molinero sí ha vuelto a Telecinco ya que está participando actualmente en Secret Story.


 

Poco después, la ex de Feliciano López explicaba mediante un vídeo y con todo lujo de detalles lo que había ocurrido. 

"Luego dicen que si perdemos audiencia, claro que la perdemos, porque la gente no queremos seguir viendo violencia", arremetía contra la cadena completamente irritada Alba.

"Se ha acabado el juego", zanjaba molesta. Además, ponía de manifiesto que Secret Story se había convertido en una especie de GH Vip. Y justo por eso iban a ganar los de siempre. 

"Dejan a Adara y a su gente que se suban encima de todos", ha lamentado. "Hoy estaba muy ilusionada, pero lo que no se puede consentir es que te insulten y te hablen por lo bajo en los vídeos..."

"Yo no sé en vuestros trabajos, pero yo no voy a dejar que me vejen. Para mí ha terminado el juego, ya han conseguido lo que quieren y la organización no les para", les ha reprochado a los altos directivos.

Ylenia Padilla

Hace apenas unas semanas era Ylenia Padilla la que arremetía contra Telecinco y su contenido. La de Gandia Shore aseguraba que había desintonizado el canal de su televisión. 

"Lo he desintonizado de mi tele, lo veía porque trabajaba ahí pero no pierdo mi tiempo en ver esa basura. Me han llamado en agosto para subir la audiencia pero les he bloqueado", aseguraba.

"No hay ceros en esa cadena para que yo vuelva", advertía Ylenia. E incluso atacaba a su gran amiga Belén Esteban.

"Ayer se metió en el directo porque alguien se lo dijo", sostenía. "Simplemente para coaccionarme lo que fuera a decir, porque ni me ha llamado ni me ha escrito", le reprochaba. 

"Hace mil años que no hablamos, que cojan el teléfono y llamen", insistía en su arrebato. Sin embargo, poco después reconocía haberse pasado de la raya.

"Analizo y me doy cuenta de que es un error esa actitud tan vengativa que, al final, me hace daño a mí".

Antonio Canales

El despido en directo de Antonio Canales es otro de los episodios más vergonzosos que jamás se han vivido en la historia de Sálvame.

El programa decidía prescindir del bailaor "por no aportar grandes exclusivas y mantenerse generalmente en segundo plano". Sin embargo, la forma en la que le humillaron públicamente es bastante reprobable.

"Qué gracioso, como si fuéramos unos colegiales, ¿verdad? Tampoco estamos en horas muy altas de audiencias, ¿no?", atacaba Antonio Canales a Carlota Corredera, enzarzándose con ella en una fuerte discusión.

"Me hubiera gustado que estuviéramos en horas más altas de audiencia y poder echarme en ese momento, hubieseis sido una 'miajita' más héroes", señalaba Canales en tono irónico.

Y es que el que no se cortaba a la hora de dejar por los suelos el formato, alegando que "había aprendido a hacer todo lo que no hay que hacer".

"No hay que hablar a tontas y a locas", remarcaba. "Hacer un programa aburrido como estáis haciendo últimamente, hay que reinventarse y saber escuchar a la audiencia", les aconsejaba.

Ángel Garó

Ángel Garó era otro rostro mediático que terminaba muy quemado con la actuación de Mediaset y La Fábrica de la Tele.

Sobre todo, después que les acusase de haber incumplido el contrato. Y es que el actor no quiso ser partícipe del teatro y montaje que se había organizado en La Última Cena. 

"Yo lo que no quiero es seguir la política de esta cadena donde siempre se buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto", aseguraba Garó.

Así, dejaba muy claro que no había venido a hacer el ridículo, sino a participar en un programa serio y pasar un buen rato.

"Yo aquí no he venido a hacer este tipo de cosas y tengo mi opinión. ¿Esta cadena no es tan izquierdista? Yo he venido a cenar en condiciones y no a llevarme estos disgustos. Si esto da audiencia..."

Además, no tardaba en abandonar el programa furioso. "Yo estoy obligado porque me pagan, si no no estaría. Además, te voy a decir una cosa, han incumplido el contrato, porque llevan dos años detrás de mí...", desvelaba públicamente.

"Me han estafado con el contrato, cariño. Ya no hay más programa después de este, que estaba firmadito...", zanjaba. 

Adara Molinero

Adara Molinero terminaba estallando después de que hablasen de ella en numerosos vídeos de la plataforma de Mtmad.

"Llevo sin salir en televisión un año y pico. No entiendo por qué hay personas que siguen hablando de mí en el canal ese de mierda de Mtmad, que es una auténtica basura. Por eso lo dejé, lo digo claro ahora mismo", arremetía con dureza Adara.

Además, desvelaba uno de sus mayores secretos, y es que los directores son los que proponen los temas sobre los que los influencers deben hablar en su canal. Una forma de generar polémica y así conseguir más audiencia. 

No obstante, Adara Molinero sí ha vuelto a Telecinco ya que está participando actualmente en Secret Story.


 

prova